Medición de ruido laboral

Cómo medir el sonido en el trabajo

El ruido en el ambiente laboral puede ser muy molesto, pues crea un ambiente de tensión e interrumpe la concentración. Si no se toman medidas para reducirlo o evitarlo, puede ser perjudicial al convertirse en el causante de accidentes por fallos en la comunicación o avisos de alarma.

Una de las maneras de evitar este tipo de enfermedad laboral es midiendo el ruido del ambiente de trabajo, para reducir o eliminar el sonido dañino de la fuente que lo produce.

Equipos mediciones de ruido ocupacional

El dosímetro evalúa la exposición de cada trabajador al ruido, es un instrumento recomendado para determinar si el ruido excede el límite permitido. El dosímetro cuenta con un micrófono (colocado en la zona de audición del trabajador) el cual se encuentra conectado a un microprocesador o controlador.

VER + DOSÍMETROS

Su función es monitorear, registrar e integrar la energía sonora a la que una persona puede estar expuesta en su lugar de trabajo, para calcular la dosis de ruido de la jornada.

Los dosímetros, por lo común, guardan el nivel más alto resgistrado.

El sonómetro posee un amplificador, un micrófono, redes de ponderación de frecuencia y un indicador de medición. Los sonómetros indican el nivel de presión sonora en decibeles (dB)

Este aparato es usado para identificar las fuentes de exposición al ruido alas que están expuestos los trabajadores.  Para evaluar la exposición al ruido es necesario integrar todos los niveles de ruido sobre un periodo de tiempo determinado, para así poder calcular la dosis de ruido a la que un trabajador se expone.

¿Cómo se mide el ruido en el trabajo?

  1. Utilizar un sistema de medición con ayuda de la estadística.

En lugar de evaluar a cada trabajador de forma individual, se puede trabajar con la estadística, es decir, recoger muestras de ruido en ciertas áreas de trabajo o muestrear un número suficiente de trabajadores que realicen actividades representativas. Luego, basándose en las muestras de ruido recolectadas, el técnico de prevención o higienista podrá determinar si los trabajadores se encuentran expuestos a un excesivo nivel de ruido en el trabajo.

  1. Informar a los trabajadores acerca del proceso.

El encargado de las mediciones debe informar a los trabajadores afectados acerca del monitoreo y permitir a sus representantes observar el monitoreo de sus empleados.  Inclusive, se les debe dar información acerca del sistema de monitoreo paso por paso. El trabajador debe participar en el monitoreo y el representante debe informar a sus trabajadores si:

  • La exposición al ruido de un trabajador en determinado puesto supera los límites permitidos.
  • Son necesarias las medidas correctivas, notificar cuáles.
  1. Calibrar los equipos.

Antes y después de tomar cada muestra, es necesario que se verifique la calibración de los equipos con un calibrador acústico. Para verificar la calibración, se debe colocar el micrófono en la abertura del calibrador que, en consecuencia, produce un tono puro a un tono de sonido dado (generalmente 114dBA).

  1. Calcular el nivel de exposición al ruido.

Existen tres formas en las que un equipo puede entregar los resultados:

  1. Dosis de ruido: Se debe evaluar si en la jornada diaria supera el 100%.
  2. Nivel equivalente: Puede ser comparado directamente con la tabla, de acuerdo al tiempo que dure la jornada laboral.
  3. Niveles equivalentes por periodos: Son los datos obtenidos con las mediciones de un sonómetro.

Tipos de Ruido a Medir

NTP 270 exposición a ruido

Cada ruido presenta un patrón y una identidad única que hace que su campaña de medición tenga que adaptarse y enfocarse de una u otra manera.

En líneas generales, podemos agrupar los sonidos molestos en las siguientes tipologías de ruido:

Ruido Estable

En el ruido estable, continuo en el tiempo y sin grandes oscilaciones de potencia, la presión acústica tiende a mantenerse constante entre una franja de valores determinados. Generalmente se asume esta categoría cuando la distancia entre los valores máximos y mínimos NO supera los 5dB.

Ruido Aleatorio

Aquel que NO pudiendo ser incluido en la categoría anterior por presentar oscilaciones mayores a 5 dB, presenta picos y valles de potencia aleatorios y difíciles de predecir mediante operativa o fórmula matemática predictiva.

Ruido Periódico

Aquel que NO pudiendo ser incluido en la primera categoría por presentar oscilaciones mayores a 5 dB, presenta un patrón de comportamiento cíclico y predecible en el tiempo, con una amplitud similar entre sus máximos y mínimos de presión sonora.

Ruido de Impacto

Son potentes manifestaciones de presión sonora que se disipan rápidamente, disminuyendo la presión sonora de forma exponencial en el tiempo y siempre con una duración que no puede superar 1s.

Cómo controlar o combatir el ruido

  • En su fuente: La mejor manera de combatir y controlar el ruido es en su fuente. Además, suele ser mucho más económico a la larga que cualquier otro método. Hoy día, las fábricas deben ajustarse a las normas vigentes referentes al ruido. Para lograr esto, muchas optan por sustituir máquinas ruidosas por unas silenciosas. También se pueden colocar silenciadores o hacer ajustes a las máquinas para eliminar el ruido.
  • Barreras: En caso de que el ruido de la máquina no se pueda controlar, una opción es aislar a la máquina con la ayuda de barreras que disminuyan el ruido entre la fuente y el trabajador.
  • En el trabajador: La forma más habitual pero menos eficaz de controlar y disminuir el ruido es hacerlo a través del propio trabajador. Existen dos tipos de protección de los oídos: protector de oídos y de orejas. Estos tienen como objetivo evitar que el ruido excesivo llegue al oído interno. Los tapones que se usan en los oídos son fabricados generalmente de plástico o caucho, lo que no es conveniente para la salud, debido a que, si queda algún residuo dentro del oído puede causar infección.

Perder el sentido del oído puede significar dejar a una persona sin la capacidad de valerse por sí mismo en muchas áreas de su vida, por todo el tiempo que le queda por vivir. Como sociedad, empleados, representantes o dueños de empresas, todos debemos tomar conciencia acerca de lo importante que es evitar que los ruidos ocasionados en el trabajo superen los límites establecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.